Cannabis y Salud

Cannabis y Salud es un nuevo espacio de participación y debate para el mundo cannábico. Es la primera revista científica virtual del país que explora distintas aristas dentro de la comunidad del cannabis de uso terapéutico, involucrando a sectores de la academia y de la economía social. En esta entrevista, conversamos con uno de sus creadores, Dario Andrinolo, Doctor en Ciencias Biomédicas e Investigador principal de CONICET.

-¿Cómo nace la idea de encarar este proyecto?

La revista nace como una síntesis de una serie de actividades en los años previos que tienen que ver con la extensión universitaria y el comienzo de la investigación científica en la Argentina con respecto al cannabis. En nuestro país, particularmente, hay una disputa en el tema del cannabis entre lo que es todas las grandes empresas nacionales e internacionales que se van a meter en la parte terapéutica o que van a querer hacer cultivos masivos, con la práctica tradicional de las personas que son las que han venido llevando adelante la lucha por la legalización de la planta, por lo menos a fines médicos por ahora.

En Argentina lo que se da es que hay un colectivo muy importante de ONG donde participan profesionales médicos, psiquiatras, psicólogos, agrónomos, estoy hablando de nuestro pueblo en el concepto general, con todas las capacidades que tiene nuestra gente. Por tanto, la revista viene a hacer una interpelación a todo lo que es el mundo académico y científico en el sentido de a qué paradigma del cannabis hay que prestarle atención.

Cuando nosotros quisimos publicar trabajos nacionales en el extranjero y describíamos los aceites que se usamos en el país, el comentario de los réferis en Suiza es que en Argentina los médicos recetan sustancias ilegales… Para la visión de un europeo o de un americano el tema del cannabis como lo conocemos y manejamos nosotros es muy diferente. La revista es una oportunidad para que los jóvenes investigadores empiecen a publicar sus primeros trabajos sin tener que sortear esta suerte de incomprensión del paradigma desde el cual nos movemos nosotros.

Por el otro lado, es una revista que le da participación a todo el mundo cannábico de las ONG, cooperativas y PYMES del desarrollo social del cannabis, de la economía social, que tampoco tiene un gran espacio más que el Congreso Argentino de Cannabis. Por ejemplo, la Expo es algo extremadamente comercial y de alto nivel, ahí queda afuera todo lo que es la economía social, lo que se produce de cannabis en cada uno de los pueblos, lo que hacen las ONG, los pequeños emprendimientos cosméticos, de alimentos, los veterinarios que se suman al tema. La revista es una invitación a compartir un espacio de discusión y crecimiento que interpele el momento actual que estamos atravesando.

-¿Cómo es la evaluación y selección de los trabajos?

En las revistas científicas los trabajos son analizados por un grupo de pares que no sabe quién es el autor. Los trabajos científicos deben tener el rigor que se necesita; tienen que ser originales, con resultados adecuados, con una buena adecuación entre la pregunta y los métodos. Por lo tanto, si vos mandas un trabajo que tenga que ver con agronomía de la planta de cannabis, va a haber un grupo de agrónomos que va a revisarlo y van a definir si es adecuado para la revista o no, y quizás algunas sugerencias de cambio.

Además de la parte de trabajos científicos, la revista tiene otra parte que es de interés general, de historia de las organizaciones. En el próximo número, que está por salir en septiembre, tenemos una entrevista al Ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus. Es una revista que abre un espacio de discusión para que lea la gente que está interesada en el tema del cannabis tanto de la academia como de la sociedad civil.

-¿Cual está siendo la repercusión esta primera edición, qué expectativas tienen a futuro?

La sensación que tenemos es que fue muy bienvenida en el mundo académico, de hecho empezamos a tener auspicio de Ministerio de Salud de la Provincia, y de CONICET. La revista yo calculo que hasta que no pase lo primeros cinco números no va a entrar a mayoría de edad. Por lo tanto en ese sentido es bienvenida, ya hay trabajos que están a la espera de lo que dicen los réferis para el segundo número.

La próxima revista va a salir con los trabajos premiados del III Congreso Argentino de Cannabis que vamos a hacer en mayo del año que viene en La Plata. Va a tener una parte tradicional de congreso científico y una parte de economía social en coparticipación con las ONG, cooperativas y PYMES. Ese va a ser otro espacio para que quienes estamos en el mundo del cannabis empecemos a profundizar ideas, generar propuestas y los más jóvenes fundamentalmente hagan presentaciones de sus avances científicos y tecnológicos a nivel regional.

En Argentina el REPROCANN nos da la oportunidad de poder generar una economía y un desarrollo del cannabis por fuera de regulaciones prohibicionistas. Podemos generar compuestos con alto THC, podemos generar prácticas de investigación en distintas áreas, podemos trabajar en el acceso de cientos de personas al cannabis a través de ONG y de la economía social, el acceso terapéutico, cosmético, científico. Me parece que tenemos que ser conscientes del momento que estamos atravesando, que es definitorio para ver si este camino es posible o no.

 

Podes leer la primera edición y enterarte las condiciones para presentar trabajos en https://www.cannabisysalud.org/

Scroll al inicio
Escribinos por WhatsApp
👋¡Bienvenid@!
¿Cómo podemos ayudarte?
¡Envianos un mensaje!